Social

Categoría Impacto

Proyecto:

  • EKID

Cliente:

  • Fundación Niños Primero

Empresa:

  • Fundación Niños Primero

Autores:

  • Matías Claro

Abstract

Fundación Niños Primero busca reducir la pobreza desde la infancia. Sólo con educación temprana lo lograremos. La pobreza genera graves efectos en el
desarrollo y la anatomía cerebral del niño. No se trata sólo de tomar en cuenta el ingreso de una familia para presuponer cómo será el futuro del niño. Es fundamental además considerar el ambiente donde crecerá, las características de su barrio, las palabras que escuchará a diario, cómo será la estimulación desde sus primeros días y el nivel de estrés familiar que lo acompañará mientras crece.

En Niños Primero tomamos esta evidencia y decidimos INTERVENIR LA CASA. Así, implementamos en Chile un innovador programa educativo de visitas domiciliarias (“home visting”) para preparar a niños de contextos vulnerables para el colegio: Vamos por 2 años, 2 veces por semana, a su CASA. Una monitora trabaja la estimulación temprana de manera personalizada con el adulto responsable y el niño, fortaleciendo el lenguaje, habilidades socio-emocionales y potenciando el vínculo padre-hijo. La evidencia científca es contundente, este programa ha mostrado tener: 30% menor deserción escolar, 50% menos de derivación a especialistas, 10 meses mejor preparados en kinder que sus pares, y mejores sueldos en su vida laboral.

Para controlar la ejecución en terreno (que es donde está lo más complejo), gestionar la forma en que se ejecuta el programa y para hacerlo ESCALABLE
a todas las familias de Chile desarrollamos “EKID”.

Esto, pensando que sólo durante el 2019 estamos trabajando con 600 familias, 14 comunas y 4 regiones, cada semana hacemos 1200 visitas que sin EKID no podríamos hacerle seguimiento y con la App las vemos en tiempo real.